Farmacéuticos

Existen muchas farmacias municipales en las ciudades y villas de todo el Reino Unido en las que los farmacéuticos pueden administrar medicamentos, deshacerse de los medicamentos vencidos, dar consejos para dolencias menores y también para la salud en general y el bienestar.

Si una persona no se siente bien, el farmacéutico puede ayudarlo a decidir si necesita recibir asistencia médica. Si bien en Gran Bretaña es posible conseguir una amplia variedad de medicamentos de venta libre, hay muchos remedios que solo se venden con prescripción médica. Los turistas que viajen al Reino Unido y puedan llegar a necesitar algún medicamento, deberán llevarlo o solicitarle a su médico que escriba el nombre de la droga que necesiten. Si tienen derecho a una prescripción del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés), deberán pagar el precio normal, si no es así pagarán el costo total del medicamento.

Números útiles:

  • 111 NHS: línea de asistencia las 24 horas
  • 999: asistencia de emergencias