Like that, love this: 9 fabulosas opciones alternativas a los lugares más turísticos del Reino Unido

El Reino Unido alberga algunas de las mejores y más concurridas atracciones del mundo. El círculo de piedra de Stonehenge, la ciudad romana de Bath, la catedral gótica de Canterbury y la fabulosa ciudad capital de Londres, todos estos lugares tienen mucho más de lo que ven los millones de turistas que los visitan.

Pero, ¿por qué los visitantes deberían formar parte de la multitud? Más allá de los lugares clásicos, se encuentran miles de opciones alternativas con tanto o más encanto que estos.

Adorar Londres, amar Liverpool

Arte, cultura, comida fantástica, Londres lo tiene todo. Pero, también tiene multitudes por todas partes. Sin embargo, con frecuencia, los turistas internacionales no tienen en cuenta a Liverpool, a pesar de que es una de las ciudades más atractivas de Inglaterra.

Para comenzar, está la historia de los Beatles, que “nacieron” en esta ciudad cuando esos cuatro chicos se unieron para hacer música. Los visitantes pueden realizar un recorrido mágico y misterioso en autobús que permite conocer las casas donde nacieron Paul, John, Ringo y George y también Penny Lane y Strawberry Field.

Luego, el Cavern Club atrae a los turistas con presentaciones en el corazón de la escena musical de la ciudad, mientras que el Tate, que se encuentra en uno de los muelles del histórico complejo Royal Albert Docks, ofrece impactantes exhibiciones. Liverpool también es una de las mejores ciudades de Inglaterra para realizar compras y cuenta con un importante equipo de fútbol.

Adorar el Distrito de los Lagos, amar el Parque Nacional Northumberland

Muro de Adriano, Northumberland

El Distrito de los Lagos es famoso por sus paisajes increíbles, sus enormes lagos y la conexión con escritores ingleses como William Wordsworth y Beatrix Potter, pero esta popularidad trae como resultado grandes aglomeraciones en temporada alta.

Por el contrario, el Parque Nacional Northumberland es uno de los menos visitados de Inglaterra. En sus colinas descendentes y ríos de agua cristalina es más común escuchar el sonido de ardillas rojas o aves zancudas que pasos de seres humanos. Dentro del parque, se extiende el Muro de Adrián, de la época de los romanos, y se pueden encontrar varios senderos para recorrer a pie o en bicicleta. Además, los cielos nocturnos de este remoto lugar lo convierten en uno de los mejores sitios de Inglaterra para observar las estrellas.

Adorar Cornwall, amar la costa de Norfolk

La hermosa costa escarpada de Cornwall recorre bahías ocultas entre acantilados, con arenas doradas cubiertas por agua turquesa y generalmente abarrotada de turistas.

Sin embargo, la costa de Norfolk, permanece más solitaria con sus extensas playas de arena solo concurridas en los días más cálidos del verano. Aquí hay más de 140 km de costa que conectan animados lugares como la hermosa playa de Great Yarmouth y el muelle en Cromer (con una pasarela que finaliza en un teatro donde se presentan espectáculos) y espacios más tranquilos como Holkham y Brancaster. Este es uno de los mejores lugares de Inglaterra para la observación de aves, especialmente cerca de la costa norte de Norfolk, donde un Área de Destacada Belleza Natural protege antiguas dunas y se puede encontrar la Ammophilia arenaria en su estado natural.

Adorar Snowdonia, amar el Parque Nacional Peak District


Los amantes de las caminatas se dirigen a Snowdonia, al igual que aquellos que desean escalar la montaña más alta de Gales, Snowdon, realizando el viaje en tren en el Snowdon Mountain Railway. Los senderos aquí suelen estar muy congestionados, entonces, una buena opción es visitar el Parque Nacional Peak District, el primero en ser designado en el Reino Unido.

Aquí los visitantes pueden realizar recorridos a pie o en bicicleta a lo largo de varios kilómetros de senderos, algunos de los cuales se extienden por antiguas vías de ferrocarril y un sistema de caminos de herradura para cabalgatas. El sendero High Peak Trail de 27 kilómetros no tiene tránsito y se extiende por paisajes típicos de Inglaterra con flores silvestres de colores, mariposas que revolotean y pájaros que cantan, mientras que el sendero Jane Eyre Hathersage Trail, de casi 9 km, lleva a los visitantes a través de páramos espectaculares hasta encontrar los lugares de la famosa novela de Charlotte Bronte.

Adorar Edinburgh, amar York

Hay muy pocas ciudades en la tierra que se pueden comparar con Edimburgh por su espíritu dramático, su castillo emplazado en la cima de una roca volcánica, sus calles talladas a través de una vieja ciudad casi igual que en la época medieval. Pero el secreto está desvelado y los turistas colman la ciudad a lo largo de todo el año.

York también presenta un ambiente medieval y está rodeada por una muralla romana que data del siglo I. Los visitantes pueden caminar por la ciudad que se eleva por encima de las murallas y descubrir la catedral de York Minster desde todos sus ángulos, antes de ingresar en este edificio de estilo gótico para recorrer su magnífica nave y admirar sus vitrales medievales.

En una época, York fue tomada por los vikingos y en la actualidad los visitantes pueden conocer cómo era la vida y la cultura en aquellos tiempos, realizando una visita al Jorvik Viking Centre. Pero, no todo es historia aquí, hoy la ciudad es uno de los lugares más atractivos para vivir en Inglaterra, en parte gracias a sus florecientes tiendas independientes y sus animados cafés y bares.

Adorar Canterbury, amar Lincoln

Uno de los edificios más admirados de Inglaterra, la catedral de Canterbury, atrae a miles de visitantes por su espectacular estilo gótico y es la sede el Arzobispo de Canterbury, líder de la Comunión Anglicana mundial.

La catedral de Lincoln no es tan conocida y sin embargo es más grande que cualquier otra catedral de Gran Bretaña, incluidas la de St Paul y York Minster y en una época fue el edificio más alto del mundo (hasta que su torre se derrumbó en el año 1549). Los visitantes pueden ingresar a esta obra de arte gótica y admirar desde su techo las hermosas vistas del paisaje de Lincolnshire.

En Lincoln, también se encuentra un castillo normando que alberga una de las cuatro copias que existen de la Carta Magna Carta y la galería Usher con obras de los pintores ingleses Turner y Lowry.

Adorar Bath, amar Harrogate

harrogate-Bath no fue la única ciudad que adquirió popularidad como un centro de spa durante la época georgiana, pero hoy recibe a una gran cantidad de turistas que desean conocer la arquitectura señorial y tener la posibilidad de bañarse en sus aguas termales. Es un destino muy concurrido.

Sin embargo, Harrogate, no es tan popular y tiene para ofrecer gloriosos baños victorianos renovados y rediseñados como los baños turcos, con elegantes arcos de herrería y muros vidriados, como también una amplia variedad de relajantes tratamientos de spa. La ciudad también alberga la Galería de Arte Mercer, ubicada en un edificio de 200 años de antigüedad, que en una época fue sede del spa Promenade Rooms y la casa de té original, Bettys Tearoom, que celebra su centenario en el 2019 y donde es posible degustar té y tortas de excelente calidad en un ambiente elegante.

Adorar Glasgow, amar Leeds

Hay muy pocos lugares que pueden competir con Glasgow por sus escenas de música en vivo y la animada vida nocturna de esta ciudad escocesa. Sin embargo, Leeds, es menos conocida, a pesar de contar con la Bandera Púrpura (Purple Flag), asignada en reconocimiento a su variada vida nocturna, entretenida, pero segura.

Leeds tiene mucho para ofrecer. Presentaciones musicales de primer nivel convocan a los amantes de la música en el estadio Arena Quarter, bares de cócteles sirven tragos originales en Millennium Square y cálidos pubs tradicionales se ubican sobre las calles adoquinadas de Briggate. Call Lane es tal vez el lugar más animado donde se encuentran bares en los que es posible escuchar todo tipo de música, tanto bandas en vivo como DJ.

Leeds también tiene muchísimos teatros, como el Leeds Grand Theatre, que sirve de base a la principal compañía de ópera inglesa, Opera North y además es sede del Northern Ballet, una compañía que realiza giras con presentaciones de ballet clásico en las que se cuentan historias por medio de la danza.

Adorar Salisbury, amar Chester

Salisbury tiene uno de los centros históricos más atractivos de Inglaterra, con una catedral mundialmente conocida que tiene la torre más alta del país y un recinto lleno de árboles y edificios que conducen hasta su emplazamiento.

Chester es un destino menos popular pero probablemente mucho más hermoso. Aquí los visitantes pueden recorrer los tres kilómetros de murallas romanas, las más completas de Gran Bretaña y también sumergirse en la tranquilidad de los jardines de la Catedral de Chester, una maravilla de piedra arenisca roja que data de la época normanda. Las construcciones The Rows, mitad en madera y mitad en piedra, ofrecen un panorama cautivante con dos niveles de tiendas y locales que presentan una combinación de los tiempos victorianos y de los Tudor y son uno de los mejores lugares de Inglaterra para hacer compras.